07-2573750
servicio.cliente@fuja.com.ec
Andrés Bello 215-49 y Juan José Peña, Loja

MARTHA OTILIA ORDOÑEZ CORREA junio 1, 2019

Imagen4“Partió como un estela de amor, bondad y abnegación,
para encontrarse con el Creador y disfrutar de su ternura,
dejando un vacío insustituible en nuestros corazones,
más la grandeza de su alma prevalecerá para siempre en nuestros recuerdos”.

PARTE MORTUORIO

En la ciudad de Loja, a los 30 días del mes de Abril de 2015, confortada con los Auxilios de la Santa Religión Católica, retornó a la Casa del Creador, quien en vida fue Señora:

MARTHA OTILIA ORDÓNEZ CORREA

Sus Hijos: Janeth Susana, Cesar Augusto y Adriana de los Ángeles Cuenca Ordóñez
Sus Hijos Políticos: Miguel Chávez y Liseth Villanueva.
Sus Nietos: Miguel y Emilio Chávez Cuenca; Cesar y Andrea Cuenca Villanueva
Sus hermanos: Alcibar, Rosila, Lila, Edgar, Angelita y Wilmo (+)
Sus sobrinos y más familiares cumplen con el deber de comunicar tan doloroso acontecimiento e invitan a la velación de sus restos mortales en la Sala GOLD del Centro de Velaciones Funeraria Jaramillo, ubicada en las calles Juan José Peña y Andrés Bello.
Así como a la misa de cuerpo presente por el eterno descanso de su Alma que se celebrará en la Iglesia del “PERPETUO SOCORRO” a las 15h00 (3 de la tarde) el día Viernes 01 de Mayo de 2015 y luego al traslado de sus restos mortales para su cremación al Cementerio General “Parque de los Recuerdos”.
Por la asistencia a este acto de solidaridad cristiana, los deudos expresamos nuestro más sincero agradecimiento.

PAZ EN SU TUMBA

 
 
 
 
 



Condolencia(1)

  1. REPLY
    Rafael Homero Capa Quezada says

    SINTIENDO CON MUCHO PESAR LA PRONTA PARTIDA DE UNA GRAN Y ENTRAÑABLE AMIGA, HOY SOLAMENTE NOS QUEDA LOS MAS BELLOS RECUERDOS Y SUS DULCES CONSEJOS, QUE DIOS LA TENGA EN SU GLORIA. MIS MAS SENTIDAS CONDOLENCIAS A TODOS SUS FAMILIARES.
    LA MUERTE FORMA PARTE DE LA VIDA….NOS QUEDA LA RESIGNACIÓN Y UN EJEMPLO A SEGUIR EL CUAL NOS DEJÓ ESTA NOBLE Y LUCHADORA MUJER…PAZ EN SU TUMBA RECIÉN ABIERTA

Deja una condolencia