07-2573750
juntoausted@fuja.com.ec
Andrés Bello 215-49 y Juan José Peña, Loja

Juan Crisostomo Sigcho junio 1, 2019


“Fuiste el regalo más hermoso
que Dios nos concedió;
el esposo, hijo y padre incondicional.
Hoy queremos decirte que eres nuestro mejor recuerdo,
la más bella parte de nuestras vidas y
el ejemplo inmejorable para tus hijos”.

PARTE MORTUORIO

En la ciudad de Loja, a los 19 días del mes de febrero del 2019, confortado con los Santos Auxilios de la Religión Católica, descansó en la paz del Creador, quien en vida fue, abnegado esposo, ejemplar padre, cariñoso abuelito – bisabuelito, entrañable hermano y leal amigo, Sr.:

Juan Crisostomo Sigcho

Su esposa: Dolores Victoria Contento (+)
Sus hijos: Carmelina, Eduardo, Víctor Manuel (+), Hortensia, Blanca Livia, Ángel Enrique, Julia María, Lauro Leonidas, Olga Lucía, Ángel Herminio y Nelson Rodrigo
Sus hijos políticos: Servio González, Gloria Azanza, Darío González, Marina Gaona, Ángel Antonio Armijos, Patricia González, Alba González, Rosario Zapata.
Sus hijas de corazón: Elsa y Rosita.
Sus hermanos, nietos, bisnietos, sobrinos, primos, tíos y demás familiares tienen el profundo pesar de comunicar su sentido fallecimiento e invitan a la velación de sus restos mortales en la Sala Gold del Centro de Velaciones Funeraria Jaramillo, ubicado en las calles Andrés Bello y Juan José Peña.
Así como a la Ceremonia de cuerpo presente, que se celebrará en la misma sala, el día 20 de febrero del 2019 a las 14H00 y luego al traslado e Inhumación de sus restos mortales al Cementerio General “Parque de los Recuerdos”.
Por este acto de solidaridad cristiana, los deudos expresamos nuestro más sincero agradecimiento.

PAZ EN SU TUMBA

 



Condolencia(1)

  1. REPLY
    Jocelyn M. says

    Porfavor acepten mis mas sentidas condolencias por la pérdida de su ser querido. No hay palabras que puedan remover por completo el dolor que sienten en estos momentos, pero si existe una ayuda confiable en la cual todos podemos acudir. Las Santas escrituras dicen que Dios es para nosotros un refugio y fuerza, una ayuda que puede hallarse prontamente durante angustias.” (Sal 46:1) Que Dios les provee el consuelo que necesitan para poder seguir adelante.

Deja una condolencia