07-2573750
servicio.cliente@fuja.com.ec
Andrés Bello 215-49 y Juan José Peña, Loja

Duelo y las relaciones interpersonales julio 17, 2020

Evite el aislamiento, cultive relaciones y amistades sanas, permita que le acompañen en la transición de su Duelo.

El fallecimiento de un ser querido resulta un hecho terrible, muy difícil de aceptar, y que afecta nuestro Yo. Cuando se rompe el vínculo con la persona fallecida, el sufrimiento es tan grande, que se ponen en tela de juicio los fundamentos del ser, de la existencia humana y nuestras más profundas creencias, afectando de manera importante las relaciones familiares y sociales, lo cual influye en que se pueden producir cambios de costumbres, cambios de hogar, de ciudad, de pueblo, de trabajo, etc. Pero, sobre todo, pueden generarse cambios en la percepción y el sentido de la vida. Estas situaciones son especialmente delicadas porque pueden añadir un nuevo proceso de duelo al proceso que ya se está viviendo.

El aislarse de las amistades que antes eran cercanas, convierte nuestras relaciones en algo superficial, donde hay la falta de involucración auténtica, esto nos va llevando, en términos de Erich Fromm a que la persona que está en duelo se sienta despersonalizada, alienada, distanciada e incomunicada.

¿Qué necesita un doliente para mejorar las relaciones interpersonales?

El afectado/a necesita contar con la presencia de personas cordiales, especialmente en los días cercanos a la pérdida, que le permitan exponer los hechos que le son relevantes sobre el ser querido, la situación en la que se encuentra, y que mantengan su actitud positiva y acogedora en los meses posteriores.

¿Cómo el doliente debe permitir que le acompañen las amistades en el dolor?

El afectado/a debe permitir el consuelo de los allegados y de toda la comunidad, así como transmitir a la familia la convicción de que esa muerte no ha sido en vano, siendo importante mantener la memoria de las víctimas, que existan muestras de afecto y preocupación por el futuro de las personas afectadas. La justicia y la solidaridad de los demás dan un cierto sentido de acompañamiento a la persona que está en duelo.

Temas relacionados a este artículo: 

Post a comment